EL PAPEL DE LA MASONERÍA EN LA ACTUAL CRISIS.

     Dar respuesta a este enunciado requiere, con carácter previo, examinar qué es la Masonería.

     Sin embargo, la tarea no es sencilla ya que el concepto o la idea de Masonería difiere de una persona a otra, y como quiera que la propia Masonería Liberal y Adogmática nunca se ha encasillado en conceptos cerrados, lo cierto es que la visión que recoge esta plancha puede muy bien diferir con la que tengan otras HnaHna\ y HnoHno\, lo que al final no viene sino a enriquecernos a todos.

     La primera pregunta que me hago es si ¿hay una o varias masonerías? Yo creo que sólo hay una masonería aunque tiene muchos y diversos métodos para desarrollarse. En síntesis, la masonería enseña al iniciado, mediante un método subjetivo, a desprenderse de su subjetividad mediante la reflexión que le hace entrar en sí mismo para mejor comprender la naturaleza humana y con ello la comunicación interpersonal. En definitiva, es una escuela de perfeccionamiento humano que permite que todas las personas, sin distinción de sexos, afinidades, cultos, razas o nacionalidades, se agrupen bajo afectos fraternales que fomentan una recíproca tolerancia y un respeto de las opiniones filosóficas, políticas y religiosas encuadradas todas ellas en la libertad de pensamiento de cada uno y de todos: Libertad individual, igualdad y fraternidad entre todos es la triple divisa o cimiento que debe servir para la edificación del Templo de la Humanidad. En las logias no vamos a buscar lo mismo que en el mundo profano, lo cotidiano, nuestras interpretaciones personales son totalmente libres, no hay enseñanzas catequistas y nos encontramos con signos ambiguos y polivalentes, incluso con mensajes contradictorios, signos que nos llevan al campo moral y de lo sensible frente a la ciencia racional, el signo nos hace reflexionar, lo racional, en su estado puro, nos lleva, en muchas ocasiones, al dogmatismo. Así pues, en el seno de la Masonería Liberal y Adogmática no hay doctrinas, no se imponen métodos, no existen objetivos como sociedad, no se persiguen fines colectivos pues lo único que busca es el bienestar moral de sus miembros, es decir, la expansión de su personalidad, de su identidad. La unión de los masones no se mira como el enrolamiento de una suma de fuerzas sino como la complementariedad y el diálogo entre HnoHno\, la toma de conciencia del significado de la diversidad en el gran todo que es la Humanidad y de la inevitable fraternidad entre todos los humanos.

     Nuestra fundadora pensaba que la masonería no se limita al esfuerzo de perfeccionamiento individual porque el ser humano no puede abstraerse del mundo; cada momento de su vida depende del Universo que lo envuelve y cada uno de sus actos repercute en el exterior, a su alrededor. Además la sociedad es interdependiente y está muy imbricada, de forma que el corralito de Chipre se extiende a toda Europa. En definitiva, al estar en el mundo no podemos abstraernos de él y el progreso personal que se logre en la masonería debe necesariamente dar lugar a una cierta influencia. Nuestro objetivo, pues, no es la mejora personal, al contrario, es colectivo: el Templo de la Humanidad, el Progreso de la Humanidad. Un ser humano mejor puede contribuir a la mejora de la humanidad. Así que el masón debe dar lo que tiene para que lo que tiene actúe sobre los otros, por ello, cuanto más cultivemos nuestra perspicacia, nuestra comprensión y nuestro interés por los demás, más podremos ser de utilidad a los otros.

     De esta forma, personalmente no entiendo que la Masonería, como Institución, deba participar en la Sociedad tomando partido en manifestaciones, emitiendo comunicados. Tampoco debe identificarse con formaciones políticas, ni siquiera con ideas revolucionarias, la Masonería es lo que es y si la convertimos en otra cosa no será Masonería, no nos veremos cada uno de nosotros identificados en su espíritu, no nos representará a todos sino a uno cuantos que se creen poseedores de la verdad única y certera, poseedores de la justicia social, poseedores, en definitiva, de una montonera de metales que les hacen chirriar y emitir ruidos insoportables cada paso que dan. Soy de la opinión de que la Masonería debe seguir siendo discreta, silenciosa, secreta, circunspecta y delimitada a lo que es su esencia y finalidad.

     Otra cosa es lo que los Masones, como seres individuales y autorresponsables, sin erigirse en representantes de nada que tenga relación con la Masonería, a su propia cuenta y riesgo, hagan para mejorar a la humanidad, cada vez más corrompida, cada vez más desbocada, cada vez más desorientada.

     La Humanidad está a la espera de Masones que se atrevan a instaurar una nueva forma de hacer política, alejada de la corrupción, del aparatismo, del clientelismo y del sometimiento al poder económico. Está a la espera de que los Masones se vean preparados para poner en marcha los verdaderos valores democráticos, para no permitir que pase a un segundo plano la temática de los derechos humanos, para que la economía se desarme y se desmilitarice, sobre todo en los países del G7, hoy G8 tras la admisión de Rusia. El cambio de un modelo económico como el neoliberal que ha logrado conquistar la conciencia de la humanidad, sujetar al sujeto que diría Focault, reduciéndolo a ser pensado, no pensante, que es capaz de aplaudir y luchar por un sistema que mata de hambre al año a más de once millones de niños, e incalculables cifras de adultos y ancianos. Un sistema que genera exclusión, que genera personas sobrantes, que genera pobreza, fracasados, parias… Esto es lo que los masones tienen la obligación de cambiar, esta es la crisis actual y el papel de la Masonería no es sino despertar nuestra subjetividad, nuestra capacidad de pensar por nosotros mismos, nuestra capacidad de buscar la verdad y no conformarnos con la verdad del poder comunicacional, que es la verdad que la mayoría de la humanidad acepta sin mayor reflexión. La Masonería se queda ahí, el resto es trabajo de los masones que están en las ColCol\, en los sitiales y en el Or\, incluso de los masones en vacaciones.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en Uncategorized