el ego

En la actualidad hay un cierto bombardeo de frases y palabras –distinto a otras etapas o épocas de la vida-, tales como “tomar consciencia”… “Ego”…”espiritualidad”…que al parecer son modos o tendencias distintas para expresar lo que ha existido toda la vida. Por ejemplo, “tomar consciencia” equivale a darse cuenta de ciertas cosas…actitudes…etc… y, prestar atención en ponerlas en práctica. “El Ego”, ¿acaso no se ha interpretado como un orgullo exagerado?. Y con respecto a la “Espiritualidad” se ha llevado muy en secreto ya que la religión la ha llevado a tal extremo por su afán de dominar y controlar las creencias y la fe.

Desde la más remota antigüedad, todo lo referente al alma o divinidad del Ser humano ha existido y expresándolo de forma distinta. La humanidad ha recorrido un camino que le ha llevado hasta nuestros días. Ahora, estamos en un tiempo distinto y, por tanto, descubriendo un nuevo paradigma o nuevo modelo de sociedad.

Pero lo que en realidad deseo es centrarme en el EGO y en su significado a distintos niveles, ya que tiene una gran similitud con la filosofía masónica y creo que reflexionar sobre él, puede ayudarnos a entender las vivencias que experimentamos a nivel personal, e incluso en nuestros talleres, puesto que somos personas que aspiramos a ser buenos y ejemplares Masones.

Desde una perspectiva psicológica, El Ego se puede definir como orgullo sobre uno mismo. Pensamientos y frases tales como: “mi cuerpo y mi mente”, “mi intelecto”, “mi vida”, “mi riqueza”, “mi esposa y mis hijos”, “yo debería ser feliz”, etc. proceden sólo del ego.

Tiende a considerar sólo el propio punto de vista y los propios intereses, de ahí que la persona que tiene esta tendencia se le define como egocéntrico.

Sin embargo, partiendo de la base de que el ego solo puede estar identificado con la mente, ya que es una creación de ésta, va a actuar y coger protagonismo según el nivel de consciencia o inconsciencia que tengamos sobre él y nuestra permisividad para que nos manipule a su antojo –con o sin mesura-.

Es sabido y comprobado el gran poder que tiene la mente, y que aún en la actualidad, no se ha llegado a precisar por la ciencia aunque sabemos lo suficiente como para afirmar que tiene un potencial muy alto y esto nos da la oportunidad de saber que todo lo que nos propongamos y proyectemos lo podemos conseguir, y llegado a este punto, podemos entender que tenemos capacidad suficiente para crear sin límite……SOMOS CREATIVOS. Pero…, acaso creemos realmente en esto?. Quizá es la creencia la que diferencia al Ser humano consciente del que no lo es, y por ende, al Ser humano creativo del que no lo es.

Al Ego se le ha calificado como “tabú”; no se debe mencionar porque suele herir. Cuando se le dice a alguien que quien está actuando….o hablando…., es su Ego, este alguien suele interpretar que se le está acusando….se le está menospreciando…se le está atacando e incluso faltando al respeto. Sienta muy mal que se nos diga que somos egocéntricos; que estamos manipulados por nuestro Ego…por nuestra mente y como resultado, nos volvemos aún más egocéntricos porque nos cuesta admitir la realidad. Y por qué?, pues porque esa realidad creemos que no es la nuestra….; interpretamos que es la del otro…, la del que nos lo ha dicho… y …¡mira por donde!… estamos cayendo (sin ser conscientes) en la manipulación del Ego: “El Ego es solo producto de nuestra realidad” es por ello que nos cuesta admitir los pensamientos y creencias de otros.

Y, llegado a este punto donde quiero reflexionar sobre lo que la filosofía masónica nos brinda. Si – entre sus enseñanzas- algo tiene de especial, es la gran labor que nos ofrece para hacernos conscientes de los valores que nos llevan a conseguir una estabilidad (mental-emocional y espiritual), simplemente aprendiendo a VER – OIR Y HABLAR… O lo que es lo mismo: OBSERVAR – ESCUCHAR Y EXPRESAR. Curiosamente, estos tres valores son los que imperan como base en los aprendices y los que deben ser perpetuados en el los diferentes grados hasta el último. Si entendemos esta filosofía, nos daremos cuenta de que en definitiva, lo más importante es EL AMOR., pero al estar inmersos en la dualidad, centramos nuestra vida entre el bien y el mal continuamente y nos cuesta muchos abrirnos a otra realidad más liberadora y creativa; esto es permitirnos no evaluar continuamente; es escuchar y reconocer al otro como quien aporta una idea que nos puede servir de ayuda -estando o no de acuerdo con ella- pero si lo escuchamos con el respeto que se merece, va a servirnos de aprendizaje, y aunque parezca absurdo, adquirimos seguridad para expresar lo que sentimos y creemos porque sabemos que –digamos lo que digamos- nuestros hermanos lo van a aceptar y respetar.

El Ego no es malo ni bueno; es una creación de nuestra mente y por ello no hay que desear deshacerse de él como si fuese un malvado…, NO. Lo mejor que podemos hacer es Amarlo….. SI, curioso!, verdad?. Si, digo amarlo porque en la vida todo se cura con el AMOR. Y mira que nos cuesta!!. Es realmente costoso saber Amar, porque cuando crees que lo estás aprendiendo, ahí va el Ego!!!… la resistencia….Le otorgas todo el privilegio para que actúe, y te anula. Ese es el Ego. Sin embargo, si aprendemos a aceptarnos – que no resignarnos- conseguiremos amar y respetar.

Nuestro Ser (llamémosle Alma….Divinidad…, lo que realmente no vemos porque está dentro de nuestro cuerpo), tiene todas las cualidades Divinas, pero nuestra mente, aunque muy poderosa, queda a nuestra disposición, esperando ser guiada…organizada….manipulada…etc.

Si nuestro nivel de consciencia es alto, concederemos a la mente toda la capacidad creativa que sea capaz de expresar. Sin embargo, si nuestro nivel de consciencia es bajo, expresará las necesidades….y es ahí donde entra el Ego en toda regla, manipulando y vistiéndose con sus mejores galas para ser todo lo influenciable que se le permita. Se alimenta del MIEDO (miedo a lo desconocido…miedo al qué dirán…miedo a perder lo que se tiene… miedo a no ser reconocido…miedo al rechazo….MIEDO, MIEDO, MIEDO… Y, si le concedemos EL PODER, tenderá a manipular, esconder el miedo, se mostrará altivo…embaucador…controlador…víctima…ansioso de liderazgo y manipulador…., en fin, tiene muchos trajes para hacer el papel que le corresponda con cada uno de ellos y si le damos todo el privilegio, acabamos siendo totalmente dependientes de él y egocéntricos, interesándonos solo por nuestra necesidad y tendiendo a ser excesivamente materialistas en todos los sentidos. Nos costará ver más allá de nuestros propios pensamientos y realidad.

Lo que me crea curiosidad, es que a lo largo de todos estos años que estoy en masonería, he observado –en muchos hermanos…de diferentes talleres…y grados, la dificultad que supone aceptar la espiritualidad como parte del Ser Humano; he observado que se tiende a ser más mental que espiritual y, sin embargo, para comprender esta filosofía, no solo basta entender (que es mental), sino comprender; y es aquí donde está la diferencia… en COMPRENDER donde debemos poner nuestra atención ya que aunque hay cosas que se deben entender con la mente, si no se interioriza y se toma consciencia de ello, por tanto, se actúa en consecuencia, no se comprenderá. En la comprensión interviene el corazón. Y es que esa es la cuestión!!, somos mente y corazón y mientras no admitamos esto, no podremos ver la realidad sino “nuestra realidad”. Quizás es por lo que a muchos hermanos les cuesta tanto comprender esta filosofía. Si entramos buscando encontrar lo que queremos, ya estamos perdidos porque aquí se encuentra lo que hay y si no abrimos la mente y el corazón y dejamos de dirigir a nuestro antojo, no lo veremos nunca y por ende, no nos satisfará este camino que en un principio elegimos.

Este tema tiene mucho… mucho… de que hablar, pero no me voy a extender más. Sinceramente, pienso que es complicado lograr que El Ego quede en el lugar que le pertenece, a nuestro lado y reconociéndolo como un acompañante inseparable que aprovecha cualquier momento oportuno para convencernos pero, en nosotros está que no nos confunda y se apodere de nuestra debilidad.

En Murcia, septiembre de 2015

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en Uncategorized