Inicio

El Derecho Humano es una organización tradicional pero iniciática, respeta la libertad de pensamiento y no acepta ningún dogma si no es el de la perfectividad humana. Es una sociedad altruista donde cada uno puede practicar el vuelo del pensamiento sin límite y sin tratos vejatorios, en la búsqueda de un ideal útil tanto en la vía racionalista, para aquéllos que la deseen, como en la vía espiritualista, para los que tienen sed de sueño y de lo absoluto.

 El mayor mérito del espíritu crítico es el de ser desfanatizador, y es la vía elegida por los masones que piensan que no hay otra fuente donde la convivencia humana pueda buscar un ideal de vida. Luego se añade un objetivo dinámico, suscitando la acción y la evolución hacia un fin consistente en engendrar vida y progreso. La prospectiva y el saber de los masones del Derecho Humano se orientan hacia la eclosión de la plenitud individual y la transformación social y pacífica de la humanidad.

Nuestras diferencias son un bien precioso, la variedad es la sal de la vida, si tú difieres de mí, lejos de herirme, me enriqueces. La luz surge del choque de las ideas, por ello un medio creado por palabras, imágenes y gestos que se quieren evocadores y que aseguran una completa libertad de interpretación, puede ser particularmente fecundo en la confrontación constructiva de opiniones.

La Orden Masónica Mixta Internacional “Le Droit Humain” (El Derecho Humano), en su internacionalismo, en su universalidad, se abre a todas las corrientes de pensamiento y de acción social. Es la única agrupación mundial que permite encontrarse y mezclarse, para armonizar en un trabajo común, a personas de los cuatro puntos cardinales.

Las Logias de la Orden Masónica Mixta Internacional “Le Droit Humain” (El Derecho Humano) son realmente un espacio que permite que gentes diversas, con diferentes puntos de vista, se sienten juntas, reflexionen, intercambien experiencias y construyan -al menos lo intenten- una sociedad mejor. El método utilizado es el masónico basado en un ritual y en el tratamiento de los símbolos como herramientas de reflexión. Como remedio, no es el único, pero es eficaz, enriquecedor y se practica desde hace cuatro siglos.

CONSTITUCIÓN INTERNACIONAL

 

Los miembros de “Le Droit Humain” estamos repartidos por toda la Tierra y nos agrupamos, en función de nuestro número,  en Logias Pioneras, Jurisdicciones y Federaciones.

Tomando en cuenta el carácter internacional de la Orden, independientemente de su sensibilidad y de su cultura, tenemos un texto de referencia, aplicable a todos, que lleva el nombre de Constitución Internacional.

A continuación citamos fielmente los puntos esenciales de la misma :
“… Los Francmasones de los dos hemisferios pertenecientes a la Orden Masónica Mixta Internacional ” Le Droit Humain ” (” El Derecho Humano “), reunidos en Convento Internacional en el Cenit de París, en homenaje de fidelidad y reconocimiento, colocan sus trabajos bajo la égida de sus venerados fundadores : María Deraismes ( laprimera mujer en ser iniciada 14 de enero de 1882) y Georges Martin.

Con sus ilustres predecesores y siguiendo su ejemplo, fraternalmente unidos en el amor hacia la Humanidad, los Francmasones de ” Le Droit Humain ” desean cumplir íntegramente, en el seno de la Masonería y en el mundo profano, la triple divisa : LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD.

Persuadidos de que el método de trabajo masónico representa uno de los mejores instrumentos de perfeccionamiento humano, desean proseguir su acción sentando las bases de una amplia constitución masónica internacional. Esta fija los deberes y los derechos de todos y de cada uno, asegurando así el máximo de libertad compatible con una disciplina voluntariamente aceptada.

La Orden Masónica Mixta Internacional ” Le Droit Humain ” afirma la igualdad del Hombre y de la Mujer.

Al proclamar « Le Droit Humain », la Orden aspira a que ambos logren gozar, en toda la Tierra y en forma igualitaria, de la justicia social, en una Humanidad organizada en Sociedades libres y fraternales.

 Le Droit Humain ” está compuesta por Francmasones, hombres y mujeres fraternalmente unidos, sin distinción de orden racial, étnico, filosófico o religioso.

La Orden se impone, para alcanzar este objetivo, un método ritual y simbólico, gracias al cual sus miembros edifican un Templo a la perfección y a la gloria de la Humanidad.

Respetuosos del laicismo, de todas las creencias relativas a la eternidad o a la no eternidad de la vida espiritual, sus miembros buscan, ante todo, concretar en la Tierra y para todos los humanos el máximo desarrollo moral, intelectual y espiritual, condición primera para que cada individuo pueda alcanzar la felicidad en una Humanidad fraternalmente organizada …”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario