Carta a Mandela

Quisiera aprovechar este momento tan sublime para todos los Francmasones, cual es la celebración del solsticio de invierno, para leeros la carta que enviaría a Mandela si supiera la dirección a donde remitirla.

“Mi muy querido Hermano Mandela,

Aunque no nos conocemos personalmente, sé que  no te incomoda mi apelativo de Hermano. Todo lo contrario, porque así consideras tu a todos los seres humanos.

Llegan rumores de más allá del Sur. Rumores que anuncian tu muerte. Rumores a los que no puedo más que hacer oídos sordos. Cómo puede morir la tolerancia, la perseverancia, la humildad, la comprensión, la reconciliación… Acaso ha muerto el progreso que para la Humanidad has conseguido con tanto sacrificio. No lo puedo creer porque creerlo significaría perder la esperanza de vivir en un mundo en paz y en igualdad, y eso, para mí, sí sería la Muerte.

No puedes morir, Mandela. No te permito que mueras porque el ejemplo de seres humanos como tu son los que mantienen viva la esperanza y aportan el tesón necesario para luchar desde la razón contra la sinrazón, desde la intolerancia contra el fanatismo, desde la generosidad contra la envidia, desde la humildad contra la ambición.

Espero verte pronto para así desmentir esos rumores. Verte de viaje por EEUU, por Europa, en la ONU, en China, en cualquier país de Africa. Verte en cualquier parte del mundo, en misión diplomática, luchando por la paz y la igualdad en el mundo, y como única arma tu razón, tu capacidad de amar y tu sonrisa.

Por favor, respóndeme cuando recibas esta carta. Esperaré con paciencia tu respuesta y, mientras, permíteme intentar poner en práctica tu estrategia.

Recibe mi más afectuoso y fraternal abrazo.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Publicado en Uncategorized